Guía: Compras seguras de segunda mano

La forma más segura comprar segunda mano

Ver y tocar el producto antes de comprarlo, son las grandes ventajas de comprar en una tienda física. A pesar de esa carencia de realidad, las transacciones online han crecido sobremanera. Asimismo los estafadores han actualizado su modus operandi poniendo el foco en usuarios inocentes de la compraventa online. Son múltiples las estratagemas que tienen para engañar a una posible presa. Para no perder objetos o dinero sin recibir nada a cambio es imprescindible hacer las transacciones de forma segura. El método más sencillo para conseguir esta seguridad es utilizar los portales como medios de contacto, para posteriormente ver físicamente al objeto en venta y su dueño. Para aumentar la seguridad es necesario conocer diversos factores:

 

El precio

Billetes dentro de un tarro

Este es el factor principal por el que visualizamos un anuncio. Por ello, siempre que se quiere comprar un producto, hay que conocer los precios que tiene en el mercado. De primera y de segunda mano. En unos pocos minutos se puede saber los precios a los que oscilan el producto buscado. Esto es básico, ya que en internet es posible encontrar productos de segunda mano más caros que de paquete. Es conveniente no fiarse de los anuncios que tienen un precio demasiado bajo, ya que lo normal en los anuncios es inflar el precio.

 

Las fotografías

Iphone X, su caja y cargador

Hay que tener mucho cuidado con los anuncios que muestran una imagen de un producto, pero no es el producto real sino una imagen de las que suelen aparecer en folletos y embalajes. Las fotos más fiables son las del producto real, que muestran las características y el estado del objeto.

 

Contacto con el vendedor

Mensajería instantánea

Basta con leer la descripción del anuncio para conocer un poco más al vendedor, pero cuando contactamos con él tenemos que prestar atención a muchos detalles, que indican si es de fiar. En caso de hablar mediante una llamada telefónica debemos percatarnos de la amabilidad y educación de la persona. A través  de los mensajes, hay menos posibilidades de hacerse una idea del vendedor. Aún así, es posible saber si la persona es atenta según el tiempo que tarda en contestar. Por supuesto hay que entender absolutamente todo lo que pone en el anuncio, y lo que el vendedor dice, teniendo cuidado con las palabras desconocidas y en otros idiomas. Así se evita caer en confusiones.

 

Exigencias del consumidor

Cliente preguntando una duda

Los consumidores deben hacer todo lo posible para no llevarse sorpresas al ver al objeto físicamente. Para tener claro el estado del producto, lo mejor es solicitar las fotos necesarias. También es una gran opción pedir al anunciante, un vídeo que muestre el buen funcionamiento del producto. Preguntar si se tiene el embalaje original, además del ticket de compra para saber si se encuentra en garantía. Si el comprador lo considera necesario, puede pedir los datos del vendedor, así como un comprobante de la compra y el pago del producto, ante posibles reclamaciones.

 

Revisar el producto

Comprador esperando sentado al vendedor

El lugar para realizar la transacción debe ser lo más transitado posible, iluminado y a ser posible con bancos para sentarse. Para mayor seguridad es recomendable ir acompañado. Una vez ambos han llegado, la transacción no tiene por qué ser rápida, es más debería el comprador revisar el producto. Ver su estado real y si cumple con las condiciones dichas por el anunciante.

 

Esta es la forma más segura de comprar cosas de segunda mano. Para aquellos quienes quieran comprar online para ahorrar tiempo, envíos contra reembolso suelen ser la opción más segura.

Abraham